Facial de Miel y Leche de Bricolaje para una Piel Clara

Miel y leche
Almaje / iStock / GettyImages

Mezclar esta sencilla máscara casera es tan simple como entrar en su cocina. Combina las propiedades curativas de la miel con las cualidades hidratantes y limpiadoras de la leche y tendrás una mascarilla natural ganadora.

La miel natural silvestre tiene propiedades antimicrobianas que pueden ayudar a tratar afecciones de la piel, como la caspa, la dermatitis del pañal y la psoriasis. También acondiciona el cabello y repele las arrugas porque es un humectante natural que absorbe la humedad del aire en la piel.

La enzima lipasa liposoluble y rica en proteínas de la leche rellena la piel, limpia los aceites no deseados y exfolia la piel muerta, dejándote una piel más fresca y uniforme.

Paso 1: Seleccionar ingredientes

Si está aplicando la máscara a manchas o cicatrices curativas, busque una miel de calidad médica y de alta calidad como la Manuka. De lo contrario, busque una miel silvestre cultivada localmente en el mercado de su agricultor o en una tienda de comestibles natural. Elija leche entera o leche entera en polvo deshidratada: ambas contendrán la cantidad óptima de grasa para humectar y engordar.

Paso 2: Mezcle los ingredientes

Para una máscara de un solo uso, mezcle aproximadamente 1 cucharadita de miel con 1 cucharadita de leche líquida entera. Alternativamente, tome aproximadamente 1/4 de taza de leche en polvo y agregue suficiente agua para hacer una pasta fina. Agregue una cucharadita o dos de miel con un batidor o un tenedor hasta que alcance una consistencia espesa.

Paso 3: Aplicar sobre la piel

Use una bola de algodón o un cepillo para aplicar la mezcla en el rostro. La mezcla de miel y leche líquida no se adherirá tan bien como la pasta, pero seguirá más como un tónico. Si prefiere leche líquida pero quiere una máscara más gruesa, agregue una cucharadita de puré de aguacate. La grasa del aguacate llenará aún más y nutrirá tu piel. Dejar actuar de 20 a 30 minutos para que la máscara haga su magia.

Paso 4: Lave la máscara

Enjuague con agua tibia y seque bien la cara. Si quieres cambiar tu cara, usa yogur de leche entera mezclado con miel en su lugar. Esta combinación produce una máscara más gruesa que se mantiene más fácilmente y tiene ácido láctico adicional, que ayuda con la exfoliación y reduce la aparición de arrugas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.